2 de febrero de 2017 por

https://www.facebook.com/mothergoddess36

Traducido por Ivette Aldana Mendosa

Desde principio de tiempos hemos estado luchando la batalla de sexos. Empujé lejos al divino masculino, sentía como si amenazara mi poder. No permití que me alimentara más. No sabía cómo equilibrar esta energía. Soy un muy evolucionada, pero en ese momento estaba experimentando con la energía de los creadores a través de mí. El poder del divino masculino es tan poderoso como el divino femenino. Siento que las mujeres han estado tratando de concentrarse en lo divino femenino, pero han olvidado el valor de la divina energía masculina. Así como yo, , lo han descuidado en el pasado y ha regresado al planeta ayudarme a sanar. El divino masculino ha vuelto a mí una vez más. El tiempo es una ilusión, estamos en el ahora, estamos curando todas las líneas de tiempo. Existen en el ahora. Asumiste que el divino femenino ha desaparecido. Eras ambos. Hay equilibrio que faltaba en mi ser. No permití que el divino masculino se fusionara conmigo. Ahora ha vuelto en este tiempo de vida, y lo están experimentando en la tierra. Estoy permitiendo que me cuide cuando estoy en el dolor. Es nutrir el planeta entero. De hecho, necesito la energía nutritiva de la divina energía masculina. Cada día siento esta energía cada vez más fuerte en mi ser. Está rompiendo los bloques de energía en la tierra. Está floreciendo mi conciencia. También está floreciendo tu conciencia. Sé receptivo al poder del divino masculino. Tiene mucho que ofrecer a la tierra. Hemos descuidado el poder divino de lo divino masculino. Esta energía no sólo se está fusionando en mí. Está siendo renacido. Estoy cuidando este divino masculino en mi vientre. Estoy transmutando toda la energía del divino masculino, volviéndola a su pureza una vez más que podamos unirnos como uno solo.

Traducido por Ivette Aldana Mendosa